Nuestra historia

Vetoquinol, una gran historia

Todo comenzó en 1933 en una farmacia en la ciudad de Lure, en el noreste de Francia.
En aquel año, Joseph Frechin comenzó a elaborar especialidades para medicina humana en su dispensario con el nombre de Laboratorios Bioquímicos del Este. Demostrando su intuición empresarial y caracter emprendedor, al mismo tiempo, empezó a utilizar las propiedades antisépticas de la oxiquinolona para el tratamiento de los animales.
 

A este remedio lo llamó Vetoquinol y rápidamente se convirtió en un éxito, así que Joseph Frechin añadió un servicio veterinario a su empresa. Ya en 1970 y debido a la tremenda satisfacción por parte de los veterinarios, había más de 250 productos disponibles.

 

Vetoquinol, su dimensión internacional

Desde entonces, Vetoquinol ha continuado desarrollando y proporcionando medicamentos y soluciones innovadoras a sus clientes.
Vetoquinol estableció sus primeras filiales en los Países Bajos, Irlanda y Bélgica.
 
En 1990, se creó Vetoquinol N.-A. Inc. en Quebec, Canadá, dando servicio a todo el mercado de América del Norte.

 

En España, Vétoquinol comienza su actividad con estructura propia en 1991. 

La entrada de la compañía en la Bolsa en 2006 sirvió para mejorar su reputación internacional, que en aquel momento ya era muy valorada.
 
Hoy en día, con 140 distribuidores y una presencia directa en 25 países en Europa, América del Norte y del Sur y en Asia/Pacífico, Vetoquinol emplea a más de 2.000 personas, que han construido una red internacional que nos permite tener una estrecha relación con nuestros clientes en todo el mundo.

My happy pet

my happy pet

Información y consejos sobre cómo cuidar bien a su mascota

Descubrir